¿Qué es el Internet de las Cosas?

¿Qué es el Internet de las Cosas?

El Internet de las Cosas, comúnmente llamado por sus siglas en inglés Internet of Things (IoT), es la interconexión digital de los objetos cotidianos con Internet. El término está estrechamente ligado con la Tecnología RFID como método de comunicación, aunque también puede incluir otras tecnologías sensoriales, como por ejemplo los códigos de barras.

El IoT es significativo porque da la posibilidad de representar digitalmente todos los objetos. De esta forma, se puede conectar con otros objetos y datos de la base de datos. Asimismo es posible rastrear, contabilizar, reducir el desperdicio, la pérdida y los costos. Es posible saber cuándo es necesario reemplazar las cosas, repararlas o retirarlas.

Por ejemplo, en la identificación de Neumáticos, es posible prolongar la vida útil del neumático a partir de registros de kilómetros recorridos, presión y profundidad de huella. De esta manera se reemplaza el neumático cuando realmente sea necesario. Además, se identifican las partes para que no haya reemplazos no autorizados.

 

El Internet de las Cosas brinda beneficios tangibles en todas las industrias:

 

  • Transporte: en el caso de una cámara de tráfico inteligente, es posible monitorear el tránsito y mantener un registro de accidentes, congestiones, condiciones climáticas y comunicarse con otras cámaras para compartir estos datos con ellos. Los datos grabados en general se combinan y se recopilan en el sistema de tráfico de la ciudad. A partir de estos datos pueden surgir interesantes análisis de datos para optimizar el flujo del tránsito, reducir accidentes y robos.

 

  • Fabricación: al conectar sensores a sus dispositivos y

    recopilar datos de los clientes, se obtiene información que puede ser usada para guiar a los usuarios en el mantenimiento predictivo de los productos. Asimismo pueden recopilar patrones de uso para aumentar la eficiencia en su producción y ofrecer seguridad a sus clientes.

 

  • Industrias Médicas: los médicos pueden controlar al paciente en forma remota y administrar medicamentos utilizando como base la información rastreada. Todos los problemas de salud se registras y se almacenan en un sistema. En una situación de emergencia, los médicos podrían estar mayormente preparados al contar con un registro completo.

 

En resumen, al digitalizar todos los objetos y operaciones, es posible monitorearlos en todo momento, llevarlos a su máximo rendimiento y optimizar su funcionalidad. Los beneficios que se pueden enumerar son:

 

  1. Uso eficiente de los recursos
  2. Reducción de los esfuerzos humanos
  3. Reducción de costos y trae productividad.
  4. Marketing en tiempo real.
  5. Análisis de decisión.
  6. Mejores experiencias del cliente.
  7. Datos de alta calidad.