Gestión de Activos Fijos: Caso de Estudio DCWASA

Gestión de Activos Fijos: Caso de Estudio DCWASA

Una de las dificultades de casi todas las tecnologías de RFID pasivas es el uso de lectores estacionarios donde las etiquetas deben pasar a través de portales montados en una amplia variedad de orientaciones. Las etiquetas UH pasivas son especialmente vulnerables a problemas de confiabilidad en este tipo de actividad. Como solución, trabajar con lectores móviles permite que el lector se mueva con respecto a la etiqueta, eliminando así los problemas de orientación, puntos muertos e incluso reducciones de rango debido a materiales incompatibles.

Una de las soluciones compatibles con este sistema es la gestión de activos fijos.  Un estudio realizado por el Departamento de IT de la Autoridad de Agua y Alcantarilado del Distrito de Columbia, Estados Unidos (DCWASA); evaluó el ROI de dicha implementación para reemplazar un proceso manual de administración de activos de IT. Su director de operaciones de IT afirmó que: “Tener visibilidad clara sobre la distribución, la responsabilidad y la utilización de nuestros activos de IT es información necesaria para que podamos determinar con precisión el ROI de nuestros objetivos de IT estratégicos, en cuanto a la planificación de futuras direcciones estratégicas”.

DCWASA administraba todos los activos fijos de IT en un proceso manual. Las ineficiencias de dichos procesos manuales son obvias. El salto de un proceso manual de llevar inventarios físicos y gestionar los movimientos de activos a una metodología de  recopilación de datos automatizada utilizando etiquetas pasivas UHF fue significante. La tecnología automatizó los procesos de seguimiento provisionales proporcionando una mejora en la precisión del flujo de información.

El rendimiento de las etiquetas fue bastante consistente y la programación resultó muy sencilla. Se implementó un procedimiento de operación estándar simple que define principalmente donde se deben montar las etiquetas. Usando el sentido común, los activos con revestimientos de metal deben etiquetarse en lugares con tanto espacio como sea posible entre las etiquetas y la base. Las computadoras portátiles presentaron un difícil desafío, con un conjunto muy limitado de ubicaciones donde las etiquetas funcionarían adecuadamente.

Ver Solución de Activos Fijos

Los códigos de barra son una opción de menor costo para la administración de activos fijos, sin embargo, este tipo de lectura aún requiere pautas de orientación bastante estrictas y una línea de vista directa a la etiqueta del código de barras por parte del lector.

“El proceso tuvo muy poco, o ningún impacto sobre la persona que trabaja con esos activos en el momento de la medición. Nuestro antiguo método manual o el del código de barras generalmente requería que la persona abandone su lugar de trabajo para poder realizar la lectura. Gracias al RFID no debe hacerlo y es posible tomar inventarios físicos con mayor frecuencia”  Sr. Siddiqui, Gerente de Operaciones IT.

Asimismo, desde la compañía afirman que ha mejorado significativamente la facilidad con la que pueden mantener la base de datos actualizada en relación con el movimiento de activos y las nuevas implementaciones de activos; y que el 100% de retorno de la inversión se realizará en el primer examen físico con la utilización del sistema RFID. Gracias a las etiquetas el tiempo de carga cada vez es menor y la base de datos se mantiene actualizada en tiempo real.

Fuente: RFID Journal

No hay comentarios

Escriba su comentario